En caso de encontrar una pardela...
 
 

La contaminación lumínica de nuestras ciudades y pueblos costeros provoca que cientos de estas aves, principalmente pollos, resulten desorientados en sus primeros vuelos, cayendo irremediablemente al suelo. Su adaptación al medio marino, con largas y estilizadas alas, les dificulta remontar el vuelo.

Sin la ayuda de todos, muchas de estas aves acabarían atropelladas, mordidas por perros, o sencillamente morirían de hambre en algún lugar oscuro.

                                           




 

¿Qué hacer con una pardela accidentada?

Si encuentras una pardela accidentada, lo primero será atrapar al animal, con la ayuda de algún trapo si este hace por picarte. No lo dejes para más tarde, pues no te imaginas dónde son capaces de  esconderse. Seguidamente introdúcela con cuidado en una caja de cartón; otros materiales suelen dañarle el plumaje, más delicado de lo que parece a simple vista. Es conveniente además rellenar el fondo de la caja con virutas de serrín o trozos de hojas de periódico, que actúen como absorventes de las posibles eyecciones del animal. Puedes airear el interior de la caja haciéndole unos pocos agujeros. Una vez cerrada, deja la caja en un lugar tranquilo y a cubierto del sol o la lluvia y avisa a los teléfonos de emergencias: 112, Guardia Civil, Policía Local, Cruz Roja, Protección Civil, o al Área de Medio Ambiente del Cabildo de tu Isla:


No suministres al animal ningún alimento ni medicamento


Sería recomendable además que escribieras en la tapa de la caja la fecha, la hora y el lugar preciso donde encontraste al animal, y al final, tus datos personales y tu teléfono de contacto.


GRACIAS POR TU COLABORACIÓN

 

Ayuda a estas maravillosas aves marinas

Ayúdanos a evitar la contaminación lumínicaContaminacion_luminica.htmlContaminacion_luminica.htmlshapeimage_4_link_0shapeimage_4_link_1

Si necesitas más información puedes llamarnos

626882784