El paíño de collar en Antofagasta

 
 

Al paíño de collar, o como en verdad le llaman en Chile, la golondrina de mar de collar (Oceanodroma hornbyi) es posible observarle exclusivamente en el Océano Pacífico, entre los paralelos 1º S (frente a Ecuador) al norte y 33º S (frente a Valparaíso, Chile) al sur.


Se trata de un procelariforme de unos 40 g. de peso cuyo ciclo vital es prácticamente desconocido. Especie incluida por la U.I.C.N. en la categoría de “Insuficientemente conocida” (Data Deficient), aún nadie hasta la fecha ha encontrado si quiera sus lugares de nidificación en el continente. Al igual que las aves marinas oceánicas que se reproducen en el archipiélago canario, se trata de animales especialmente sensibles a la contaminación luminosa de las ciudades y núcleos urbanos costeros.

























Gracias a la participación ciudadana y a la colaboración de numerosos voluntarios, el Centro de Investigación, Rescate y Rehabilitación de la Fauna Silvestre de la Universidad de Antofagasta ha logrado recuperar al medio durante los últimos años a decenas de ejemplares de esta especie que resultaron extraviados en la Región de Antofagasta por causa de la polución luminosa, por lo que es de sospechar que este animal nidifique por los alrededores.


Se trabaja ahora desde el CREA (Centro Regional de Estudios y Educación Ambiental de Antofagasta) en la localización exacta de las áreas de cría de esta especie tan esquiva para los investigadores, como requisito indispensable para lograr obtener nuevos datos sobre su Historia Natural así como para asegurar la conservación efectiva de sus poblaciones y conseguir sacar a este animal de su actual status U.I.C.N.

 

Desde el CREA (Centro de Estudios y Educación Ambiental) y el Centro de Investigación, Rescate y Rehabilitación de la Fauna Silvestre de la Universidad de Antofagasta (Chile) se impulsa la conservación y el conocimiento de esta misteriosa ave marina.